lunes, 25 de febrero de 2019

Modelos de educación de la Competencia Prosocial en centros educativos: ¿cooperamos o competimos?

Modelos de Educación de la Competencia Prosocial en Centros Educativos: ¿competimos o cooperamos?
César García-Rincón de Castro (2019)

A lo largo de las tres últimas décadas han surgido con presencia creciente, tanto en América como en Europa, diversos modelos que pretenden formar en los y las estudiantes las competencias para ser agentes de cambio y transformación social, ciudadanos/as embajadores de los Derechos Humanos, la Justicia y la Solidaridad.

Estos modelos, se han ido desarrollando de forma paralela, cada cual tratando de encontrar sus caminos y sus metodologías para tener presencia activa en las aulas, y lejos de buscar un marco común o acuerdo, o de establecer alianzas pedagógicas, da más bien la impresión que han competido entre sí por ganar terreno educativo, tanto en el ámbito formal como no formal. Lógicamente detrás de los modelos hay también intereses económicos, marcas, libros, editoriales, proyectos políticos, publicaciones, contratos de trabajo, etc. No entro a valorar este asunto, daría para otro discurso o debate, pero lo cierto es que está ahí y no debemos olvidarlo.

Se observa en la actualidad que los currículums educativos basados en competencias han venido a quedarse, y esta nueva realidad pedagógica está logrando que los diversos modelos de educación prosocial, sobre todo los más consolidados en el tiempo y recorrido (Educación para el Desarrollo, Aprendizaje Servicio, Voluntariado Escolar y Educación para la Paz y No Violencia) vayan confluyendo en los modelos competenciales como forma ideal de unir el servicio, la ayuda y el compromiso solidario con el currículo escolar, a través no tanto de los contenidos (que son sólo un tercio de las competencias), cuanto de los indicadores competenciales o estándares de aprendizaje (que son las partes más pequeñas y programables de las competencias, que integran a su vez conocimientos, capacidades y actitudes). Una de las claves de éxito de mis procesos de coaching pedagógico de la competencia prosocial, ha sido la de facilitar una herramienta de programación docente que logra esta integración curricular de forma natural, lógica y sin grandes complicaciones, llamada La Claqueta Competencial.

En la última década también han empezado a irrumpir con cierta fuerza y marketing otros modelos de educación de la competencia prosocial que van sonando, como el Design for Change y el Emprendimiento Social, que son adaptaciones socio-educativas de modelos de empresa y negocios, aprovechando que cada vez más se contempla esta competencia emprendedora en los currículums oficiales. El profesorado se encuentra inmerso, y también algo confuso, en este panorama de múltiples modelos, todavía compitiendo por ganar terreno educativo entre ellos, y esto lo indica el hecho de que, observo en diversas publicaciones relevantes sobre estas cinco metodologías mencionadas, que se cuidan bastante de no “citar ni mencionar a la competencia” (los otros modelos), y cuando lo hacen es para decir que “el mío es mejor que este otro”. Cada cual se presenta como “el único y el mejor modelo posible”, unos por tradición, otros por novedad, todos porque contemplan (supuestamente) las competencias educativas, si bien aquí tengo que decir que son muy pocas las propuestas realmente serias y documentadas en cuanto a lo que significa real y técnicamente educar (programar, acompañar, evaluar) por competencias.

Con este sencillo artículo reflexivo y de opinión, sin pretender otra cosa que poner el debate encima de la mesa y clarificar, desde mi experiencia de más de 25 años acompañando procesos y proyectos de Educación Prosocial a nivel nacional e internacional, me propongo contrastar y comparar estos 5 modelos mencionados (los más clásicos que llevan varias décadas + los que acaban de llegar), con el fin de aportar una información útil para tomar decisiones docentes con buen criterio (¿qué modelo seguir?), o bien para incluso llegar a modelos eclécticos que aprovechen lo mejor de varios de ellos, en función del tipo de contexto escolar, así como de las competencias docentes necesarias para implementar cada uno de ellos.

Comencemos por mi propuesta y defensa académica también, de englobar o situar a todos los modelos en el constructo de la conducta prosocial, que nos viene de la Psicología Social, y que sería la expresión en sociedad, o en interacción social, de una auténtica competencia prosocial. Al final, todos los modelos pretenden lo mismo, con diferentes palabras, argumentos, metodologías, procesos, todos desean que los alumnos/as sean agentes prosociales de cambio y transformación social, embajadores de un mundo mejor y una vida buena para todos: el alumno está en el centro del aprendizaje. Esta es la buena noticia sin duda, pero no todos se muestran igual de eficaces en ese empeño, y no todos son igual de manejables e intuitivos para los docentes. La conducta prosocial se define como toda conducta positiva cuya finalidad en beneficiar a los otros. Bien a través de la ayuda directa, o de otros modos de ayuda indirecta relacionados con el consumo, con el cuidado del medio ambiente, con una ética de las transacciones, o con el respeto mutuo sin distinción de género, etnia, edad, rol, etc. La conducta prosocial es la parte más visible de la competencia prosocial, pero dicha conducta, para que sea eficaz, necesita conocimientos relevantes y una actitud adecuada, no sólo de habilidades y destrezas.

Cuando se trata de comparar y contrastar varias realidades, es clave el instrumento que utilicemos, es decir, las variables comparativas relevantes que nos aporten una información clarificadora y diferencial de las unidades a comparar, con el fin de tener un mapa que nos permita tener el mayor grado posible de comprensión diferencial cuantitativa y cualitativa de los 5 modelos. Yo propongo las 7 del cuadro comparativo siguiente (pinchar para ampliar y ver mejor).


Si nos fijamos en el rol del alumnado, en la actualidad yo observo que todos los modelos beben de las pedagogías activas que sitúan al alumno/a como protagonista activo de su aprendizaje, más que como un mero receptor pasivo o consumidor de productos pedagógicos elaborados. Al menos esta intención y creencia pedagógica está en los papeles y las publicaciones, así como en los foros y reuniones a las que he asistido. Pero, sin embargo, se observa en los escritos de los distintos modelos, que casi todos con más o menos intensidad, pretenden “anotarse el tanto” o “enarbolar la bandera” del estudiante como sujeto activo de cambio social, en algunos casos incluso desprestigiando y denostando el enfoque de otros modelos, que no dudan en tildar de asistencialistas o poco evolucionados. Desde mi experiencia en proyectos educativos, visitando centros, proyectos, charlas y reuniones con docentes, lecturas de los distintos modelos, yo puedo afirmar que existe de forma generalizada este deseo e inquietud pedagógica por hacer del alumnado un sujeto activo de cambio social. Y que sería más constructivo, práctico y útil para todos buscar puntos de encuentro, de enriquecimiento mutuo y causa común desde este centro pedagógico, que los modelos sigan ignorándose y compitiendo entre sí.

De la misma forma, y en coherencia con el rol del alumnado, el rol del docente en la nueva era de las pedagogías activas, de las nuevas metodologías de enseñanza-aprendizaje, es el de un facilitador, acompañante y co-diseñador junto con los alumnos/as, de los procesos de aprendizaje. Cada vez se lleva menos, y prácticamente ya no se contempla, el educador/a que imparte, inculca o transmite contenidos a los alumnos/as. Los momentos de explicación deben seguir existiendo, pero en un porcentaje mucho menor de lo que existían hasta ahora, y sólo de modo puntual y en la medida en que el alumnado necesite clarificar y comprender conocimientos que no pueda adquirir y comprender por sí mismo.

En resumen, del precedente análisis, que insisto, no pretende ser exhaustivo ni academicista, sino más bien propositivo e inspirador para encontrar unas claves eclécticas de lo mejor de cada modelo, podemos resumir las siguientes:

  • El alumno/a es sujeto activo y protagonista presente y futuro de mejora, cuidado, cambio y transformación social.
  • Es esencial el trabajo colaborativo entre los propios alumnos y entre los docentes, así como en redes globales para compartir el conocimiento y enriquecerse mutuamente.
  • Tan importante es actuar a nivel local (grupal, familiar, comunitario) como hacerlo a nivel global siendo conscientes del impacto de nuestras decisiones y forma de vida. A nivel local, es una clave de éxito la implicación de varios actores del entorno y de la comunidad educativa (padres de familia, entidades del barrio, comerciantes, etc.).
  • Importancia de experiencias asociadas emocionalmente a la realidad, en contacto con las personas, con las cosas y espacios de la misma, y también de análisis disociado (científico) de dichas realidades, desenmascarando las posverdades y accediendo al buen conocimiento y comprensión crítica de las mismas.
  • Enfoque competencial, tanto para la relación de ayuda como para el trabajo colaborativo, así como para las habilidades y virtudes cívicas. Conexión con el currículo a través de las competencias más que solamente los contenidos.
  • Posibilidad de incorporar metodologías y pedagogías activas como el aprendizaje cooperativo, el PBL (Problem Based Learning) o el ABP (Aprendizaje Basado en Proyectos) en todos los modelos.
  • Aunque es incipiente todavía, poner las competencias en el centro de los proyectos de aprendizaje prosocial, y desprenderse de la seguridad de los objetivos de las programaciones de siempre (formulaciones en infinitivo), a partir de los indicadores competenciales (desempeños, estándares de aprendizaje), que prescriben, al estar formulados en tercera persona del singular, el rol activo del estudiante en la situación de aprendizaje, y por tanto pueden ser evaluados posteriormente con rúbricas que representan el grado de dominio competencial. Personalmente, ya he acompañado proyectos en centros educativos que programan de este modo.
  • Importancia de sistematizar y compartir las experiencias, utilizando lenguajes y formatos competenciales, para que puedan ser aprovechadas por otros docentes.
  • Dar importancia tanto al contenido como a la forma de presentar las propuestas y proyectos: combinar la buena fundamentación y fortaleza científica del modelo con su diseño atractivo, visual y de implementación ágil para los docentes y alumnado, evitando la paralizante y desmotivante burocracia pedagógica.
  • Incluir en todos los modelos las referencias a los Objetivos de Desarrollo Sostenible a través de sus indicadores y las Guías Educativas de los mismos (Guía UNESCO, por ejemplo), las pedagogías y proyectos marco relacionados con el Buen Vivir, así como la Pedagogía del Cuidado a todos los niveles.
Todo ello, lo resumo en lo que me parecen 7 puntos clave a tener en cuenta a la hora de diseñar y facilitar proyectos educativos de la Competencia Prosocial, ya sean bajo la etiqueta de ApS, EpDH, DFC, EpS, EPNV, etc. Lo de menos será la etiqueta o marca sobre la que trabajemos, lo de más será la capacidad del proyecto para entrenar los indicadores de la competencia prosocial del alumnado, lo que incluye poder evaluarlos y lograr que todos los alumnos/as, en un contexto de diversidad académica y de estilos de aprendizaje-inteligencias, lleguen a un grado de dominio lo más alto posible de dicha competencia.


domingo, 3 de febrero de 2019

Curso OnLine: Dinámicas y Juegos para el Aprendizaje de la Inteligencia Emocional

Desde Prosocialia, lanzamos este nuevo curso on-line, que será impartido por César Gª-Rincón de Castro, y que tiene los objetivos siguientes:

Al finalizar este curso on-line la persona participante estará capacitada para:

1. Facilitar dinámicas de Inteligencia Emocional, sabiendo desde qué marco conceptual lo hace y qué dimensión e indicador de la competencia emocional está trabajando y puede evaluar.

2. Diseñar situaciones de aprendizaje de la Inteligencia Emocional realmente eficaces y transformadoras, utilizando una amplia caja de herramientas y recursos, y creando incluso sus propios recursos.

3. Educar la Inteligencia Emocional desde su propia vivencia y realidad emocional, conociéndose bien y utilizando sus emociones para crear resonancias positivas en los participantes.

La metodología de aprendizaje del curso, para todos los participantes en el curso, es la siguiente:

Para garantizar el buen aprendizaje y entrenamiento adecuado como educador emocional, la persona participante hará las siguientes tareas-ejercicios:

1. Lectura comprensiva de cada uno de los temas, consultando al profesor César Gª-Rincón las posibles dudas con respecto a cada tema. Estos temas pueden leerse en el PC personal, Tablet, SmartPhone, etc., ya que el diseño responsive de la plataforma se adapta bien a todos los tipos de pantalla para facilitar la lectura.

2. Responder a las preguntas "meta de comprensión" de cada uno de los temas específicos de contenidos de Inteligencia Emocional, temas 1 a 6 (seis preguntas de comprensión), mediante envío de su respuesta a través de formulario interno.

3. Diseño de una situación de aprendizaje de Inteligencia Emocional a partir de uno de los indicadores competenciales de sus 4 dimensiones, desde la programación del Ciclo de Kolb en 4 fases, y utilizando una de las actividades de Inteligencia Emocional del banco de actividades (Temas 8 y 9), así como una propuesta de rúbrica de evaluación en dicha actividad. Se envía al profesor a través de una herramienta-formulario.

4. Valoración y coaching del diseño de la situación de aprendizaje emocional: el profesor da su valoración al alumno y le indica los posibles puntos de mejora de su diseño de actividad, mediante sesión concertada de video-conferencia (Hangout de Google).



Se trata de un curso muy completo y actual, como puede verse en los contenidos del mismo, que capacita plenamente a los educadores, formadores y animadores en facilitar el aprendizaje y desarrollo de la Inteligencia Emocional para alumnado de todas las edades:

  • Tema 1. ¿Qué es la Inteligencia Emocional?
  • Tema 2. Las emociones: ¿Qué son, cuáles son, cómo se producen, para qué sirven?
  • Tema 3. El educador y su auto-conciencia emocional.
  • Tema 4. El educador y su autogestión emocional.
  • Tema 5. El educador y la empatía.
  • Tema 6. El educador y la comunicación emocional.
  • Tema 7. Diseño de situaciones de aprendizaje de Inteligencia Emocional a partir de un indicador o desempeño competencial.
  • Tema 8. Actividades y juegos de Inteligencia Emocional para Niñas y Niños.
  • Tema 9. Actividades y juegos de Inteligencia Emocional para Jóvenes y Adultos.
  • Tema 10. Cómo evaluar el aprendizaje y desarrollo de la Inteligencia Emocional.

Además de estos temas, el curso cuenta con accesos y enlaces a los vídeos de dinámicas de Inteligencia Emocional de César García-Rincón de Castro, así como otros recursos de interés para el alumnado.

¿Dónde se hace el curso, cómo se matricula una persona, cuánto cuesta, qué duración tiene y qué certificado se entrega a su finalización?

El curso se hace en una plataforma interna basada en Blogger, muy intuitiva y fácil de utilizar, además es responsive, es decir se maneja y lee bien en cualquier dispositivo, adaptando la letra y los párrafos de los temas a las diferentes pantallas.


El alumno/a necesita para ingresar al sitio del curso, sencillamente una cuenta de Gmail. Si no la tiene, se la puede crear en poco más de un minuto. Una vez pagado el curso y matriculado, le damos acceso con su cuenta de Gmail personal al sitio del curso, autorizando a que su mail pueda ingresar. Nadie que no tenga su mail de Gmail autorizado, podrá ingresar al curso. El alumno ingresa teniendo iniciada la sesión de Gmail en su PC o dispositivo.

El nivel de contenidos y metodologías del curso es medio-alto, se requiere una formación mínima en docencia, pedagogía, psicología. Como mínimo formación universitaria actual (estar cursando un grado) en carreras afines a la temática, o Grado Superior de Formación Profesional afín o cercana a la temática del curso.

Al finalizar el curso, se entrega al alumno un certificado digital en PDF de aprovechamiento del mismo, por 20 horas de duración, firmado por el profesor y con el sello de Homo Prosocius, asociación socio-cultural sin ánimo de lucro (www.prosocialia.org).

Para matricularse es muy sencillo: enviar mail solicitándolo a info@prosocialia.org y a vuelta de ese mail, enviaremos un recibo PayPal de pago, que de forma segura puede abonarse con casi todos los sistemas de pago. Recibido el pago, y habiendo recibido también el nombre y apellidos del participante, así como la dirección de su cuenta de Gmail para darle acceso, puede comenzar el curso.

El curso lo hace de modo individual cada participante, y puede acceder al mismo en cualquier momento, está abierto de modo permanente. La interacción es únicamente con el profesor,  por facilitar a cada cual sus horarios y circunstancias, así como mayor flexibilidad, no hay un plan de inicio y fin, ni trabajamos por promociones de alumnos que vayan todos al mismo ritmo, cada cual tiene el suyo.

El curso tiene un coste de inversión de 25 € por alumno.

martes, 15 de enero de 2019

Dinámicas de Grupo del proyecto Cocinando Aprendizajes: materiales formativos diseñados y listos para impartir talleres y facilitar procesos de crecimiento.

¡Bienvenido/a a mi carta de dinámicas! Con estas recetas pedagógicas ya preparadas en PDF, no tienes más que imprimir, recortar y llevarlo a tu aula de aprendizaje o de trabajo con personas, así de fácil.

Llevo más de 25 años en formación y sé por experiencia el tiempo que lleva preparar los materiales, las tarjetas u hojas para los participantes, diseñarlas. Quiero hacerte el trabajo más fácil.

Aquí tienes un CATÁLOGO completo de todas las Dinámicas de Grupo Cocinando Aprendizaje, con el fin de que puedas tener una idea previa de todas las que hay, sus temáticas, y preseleccionar aquellas más adecuadas a tu acción formativa: VER CATÁLOGO.

Verás en el catálogo un breve resumen de la temática de cada dinámica, junto a la portada de la misma, y un enlace a un vídeo de YouTube para previsualizar todo el contenido de la dinámica. Estos vídeos de VISTAS PREVIAS de las Dinámicas Cocinando Aprendizajes se encuentran en un canal de YouTube específico: VER CANAL.

¿Necesitas asesoramiento sobre qué dinámicas de Cocinando Aprendizajes son las más adecuadas y eficaces para tu acción formativa? Contacta conmigo a través del mail info@prosocialia.org o envíame un mensaje de texto / voz al whatsapp de la imagen de arriba y estaré encantado de asesorarte.

Si lo deseas, también puedes adquirir algunas de mis dinámicas en formato libro-manual recortable: colección Dinámicas de Grupo Recortables AMAZON. La ventaja es que incluye todos los materiales en color de alta calidad ya impresos (te ahorras hacer y costear las impresiones en color) y en formato de hojas recortables, multiplicado por 5 (5 juegos completos de la dinámica en cada libro-manual), para trabajar con 5 grupos. Es muy interesante para mis dinámicas de cartas, juegos de mesa y tarjetas de rol. Conócelos en Amazon:

Las Cartas de las Emociones: Dinámica de grupo recortable
AMAZON tapa blanda. Libro en color tamaño A4 con 5 juegos/licencias completos de las cartas para recortar y plastificar.

AMAZON tapa blanda. Libro en color tamaño A4 con 5 juegos/licencias completos de las tarjetas-rol para recortar y plastificar.

AMAZON tapa blanda. Libro en color tamaño A4 con 5 juegos/licencias completos de las tarjetas-rol para recortar y plastificar.

AMAZON tapa blanda. Libro en color tamaño A4 con 5 juegos/licencias completos de las cartas para recortar y plastificar.

AMAZON tapa blanda. Libro en color tamaño A4 con 5 juegos/licencias completos de las cartas para recortar y plastificar.

AMAZON tapa blanda. Libro en color tamaño A4 con 5 juegos/licencias completos de las cartas para recortar y plastificar.

AMAZON tapa blanda. Libro en color tamaño A4 con 5 juegos/licencias completos de las tarjetas para recortar y plastificar.

La Oca de la Asertividad. Juego para mejorar la autoestima y la eficacia interpersonal ¡NOVEDAD!
AMAZON tapa blanda. Libro en color tamaño A4 con 5 juegos/licencias completos del tablero y materiales para recortar y plastificar. A partir de 12-13 años en adelante.

La Oca de las Emociones. Juego para Aprender Inteligencia Emocional ¡NOVEDAD!
AMAZON tapa blanda. Libro en color tamaño A4 con 5 juegos/licencias completos del tablero y materiales para recortar y plastificar. Adecuado para todos los públicos, grandes y pequeños.

La Oca del Buen Samaritano. Juego para educar en el servicio y la solidaridad ¡NOVEDAD!
AMAZON tapa blanda. Libro en color tamaño A4 con 5 juegos/licencias completos del tablero y materiales para recortar y plastificar. Adecuado para todos los públicos, grandes y pequeños.

Las cartas de los Grandes Pensamientos ¡NOVEDAD!
AMAZON tapa blanda. Libro en blanco y negro tamaño A4 con 5 juegos/licencias completos de las cartas para recortar y plastificar.

lunes, 14 de enero de 2019

Lienzo para el diseño de proyectos de Educación para el Desarrollo Humano y Aprendizaje Servicio en centros educativos


El lienzo para el diseño de proyectos de Educación para el Desarrollo Humano (EpDH) y Aprendizaje Servicio (APS), para centros educativos es una útil e intuitiva herramienta para los educadores y equipos docentes que quieran poner en marcha un proyecto de EpDH - APS hacia la sociedad, o bien una campaña concreta.

Está basado en el Business Model Canvas, el lienzo del modelo de negocios, muy utilizado en el ámbito del emprendimiento, es una adaptación personal del mismo porque me parece un recurso que, de un vistazo rápido, nos hace dibujar y tener en mente todos los aspectos iniciales y organizativos del proyecto.

¿Cómo se utiliza? Primero tenemos que dibujarlo o imprimirlo en grande, en un papel continuo. Una vez que lo tenemos delante, con pos-it y rotuladores iremos añadiendo ideas en las distintas dimensiones del lienzo. Cuando lo tengamos todo puesto y consensuado, decidimos llevar el proyecto adelante (o no) o bien hacemos las modificaciones oportunas en el mismo.

En las últimas páginas del , tras la explicación de todos los módulos está el lienzo en alta calidad, para poder imprimirse en el tamaño que se desee (A3 – A2 – A1) y también están todos los módulos del mismo en hojas separadas, cada cual con su logotipo, con el fin de trabajar cada módulo por separado y con más detalle. Una opción interesante y muy visual puede ser pegar estas hojas individuales sobre un gran lienzo en blanco de papel continuo, en la misma colocación que están los módulo en el lienzo.

Sobre cada módulo recomiendo no escribir directamente, sino pegar notas adhesivas con el fin de poder cambiar / quitar / poner sin malgastar hojas de papel.

El lienzo está disponible en PDF AQUÍ con vista previa.