viernes, 2 de enero de 2015

Emoticantos: taller de educación emocional para peques y mayores

EmotiCantos es el nombre de nuestro taller pedagógico, tanto en centros educativos como culturales y sociales.

Es un concierto-taller eminentemente participativo, donde grandes y pequeños cantarán las canciones junto con Marina García-Rincón y también eventualmente Jaime García-Rincón (nuestros pequeños solistas infantiles), acompañados por César García-Rincón, creador del proyecto Emoticantos, quien va llevando el hilo conductor didáctico y acompaña con su guitarra y su voz. Hacemos gestos, retahílas, y ejercicios con los participantes, tanto de inteligencia emocional como musical y prosocial.

De forma complementaria, César Gª-Rincón imparte el taller formativo "Emoticantos", de 3 o 4 horas de duración, en el que capacita a los educadores/as participantes para sacar el máximo rendimiento al proyecto, desde las bases de la Inteligencia Emocional que contiene el proyecto. Incluye el manual didáctico "Emoticantos" así como las fichas de trabajo de los vídeos y material de audio (MP3 de las canciones con voz y en playback).


El programa del concierto-taller es el siguiente:

El Rock de las Emociones (participación de todo el público con los gestos, previamente se los enseñamos).

Adivinanzas Emocionantes (participan 6 niños/as en escenario, uno por cada emoticono en un círculo grande, los demás tienen que adivinar la emoción que toca...)

El Semáforo del Corazón (participan en la coreografía tres niños/as con dos manoplas de tela, verde y roja, y un sombrero amarillo, todos cantamos)

El Baile de las Emociones (aprendemos los gestos y todos lo bailamos y cantamos. Vuelven a participar 6 alumnos/as con los seis emoticonos)

Corazones Amigos (participan tres niños/as en la coreografía del estribillo haciendo el deprisa-despacio "pulso y acento" con corazones de tela tipo cojín)

Las 5 Vocales de la Paz (participan 5 niños/as en la coreografía, cada uno con una letra grande de una vocal. Todos cantamos).

Despacio me Tranquilizo (participan 3 alumnos/as con 3 sombreros para la coreografía, todos cantamos).

Hablan mis Manos (participan en la coreografía entre 8 y 10 alumnos que se ponen guantes blancos de tela para hacer los gestos con las manos)

Llevamos preparadas estas 8 canciones, pero en función del tipo de público y tiempo de que dispongamos, da tiempo a ver entre 5 - 7 canciones en una función. Puede añadirse alguna canción más de los Emoticantos (hay 20 en total) que le interese especialmente trabajar al centro.

Antes del taller, recomendamos que los niños/as estén ya familiarizados con los Emoticantos, bien porque los han trabajado en el aula con los vídeos de YouTube o algún proyecto colegial sobre las emociones, o bien porque los han visto y escuchado en casa con sus padres/madres.

Las canciones no se suelen cantar enteras a la primera (lo normal es parar para ensayar el estribillo con todos, o hacer una pregunta-reflexión, repetir para aprender, etc.). No se trata de un concierto típico de escuchar, sino que el objetivo es aprender las canciones con sus gestos y recursos didácticos, disfrutar al tiempo que reflexionar sobre la importancia de conocer, identificar y gestionar nuestras emociones. Por ello el espacio ideal es una sala con sillas móviles o diáfana, donde incluso los niños/as puedan sentarse en el suelo, levantarse, bailar. 

Tras el concierto-taller, el profesorado, que conviene que participe en el taller, puede continuar el trabajo en el aula con los vídeos de YouTube, o preparar alguna de las canciones/coreografías para final de curso.

Para seguir las letras de las canciones, podemos proyectar diapositivas utilizando las mismas pantallas e imágenes de los vídeos Emoticantos de YouTube. Llevamos un pen-drive con las presentaciones.

El precio del concierto-taller varía entre 350 € y 500 € cada función (precio en Madrid). Incluye equipo de sonido (voces y guitarra) para auditorios pequeños-medios, 2 focos LED de colores para ambientar, así como 2 roll-up con imágenes de los emoticantos y las emociones básicas.