lunes, 2 de diciembre de 2013

Especialista en Educación para la Solidaridad y el Desarrollo Global: Investigación, Metodologías y Sistematización (título propio de Universidad Pontificia Comillas)

La Educación para el Desarrollo Global en el contexto de las dos últimas décadas ha ido adquiriendo una relevancia cada vez mayor, especialmente, con la creación de estrategias educativas y estrategias de trabajo en el marco de la Cooperación al Desarrollo y las Relaciones Internacionales Norte y Sur. El vínculo establecido entre cooperación, solidaridad y educación, a través de este panorama, ha generado un nuevo campo de trabajo y de investigación, que ha pasado por cinco generaciones, situándonos en la actualidad en la llamada Dimensión Global y la Ciudadanía Global.

En este contexto se ha desarrollado el Especialista en Educación para la Solidaridad y el Desarrollo, de modalidad on-line, conjuntamente entre AECID (Agencia Estatal de Cooperación Internacional al Desarrollo), Universidad Pontificia de Comillas y FERE (Escuelas Católicas de Madrid). Su objetivo principal era capacitar y posibilitar la formación, participación e investigación de ONGs, Comunidad Educativa y Universidades en el desarrollo de un modelo específico de Educación para el Desarrollo y la Ciudadanía Global. Un modelo, que por otra parte, ha hecho hincapié en la formación teórica y práctica pero no en la investigación y en técnicas que promuevan la sistematización y el desarrollo de nuevas líneas de estudio y trabajo. En este contexto, presentamos la propuesta formativa que describimos en estas líneas, la cual, tiene como título “Especialista en Educación para la Solidaridad y el Desarrollo Global. Innovación, Metodologías y Evaluación” para los cursos académicos 2013-2014 y 2014-2015.

La formación planteada responde a la necesidad de dar continuidad a estudios de  Educación para el Desarrollo y Ciudadanía Global desde el ámbito universitario con la finalidad de capacitar a estudiantes y agentes sociales en metodologías de investigación en los procesos de aprendizajes y cambio de actitudes y, a su vez, esta formación hacia el alumnado, tenga impacto y repercusión social generando nuevos campos de trabajo y proyección profesional, tanto para la Universidad como para el alumnado mediante el conocimiento científico. Al mismo tiempo, que promueve reflexión, creatividad, cambios y transformación social no solo desde un punto de vista local y nacional, sino transnacional.

Siendo el ámbito universitario, más concretamente, la Universidad Pontificia de Comillas, el más idóneo para el desarrollo de las capacidades competenciales del alumnado en esta materia, la propuesta formativa “Especialista en Educación para el Desarrollo Global. Innovación, Metodologías y Evaluación” para los cursos 2013-2014 y 2014 -2015 se articula en un contexto caracterizado por  el aumento de estudios universitarios especialistas en Educación al Desarrollo  y Ciudadanía Global que generan un incremento en la capacidad de teorización y asimilación de conocimientos y competencias socio-globales.

Este curso de especialista, de modalidad semi-presencial, está dirigido a titulados universitarios de ramas sociales: Grados  en Magisterio, Educación Infantil, Primaria y Secundaria, Pedagogía, Educación Social, Trabajo Social, Estudios en Relaciones Internacionales y Cooperación al Desarrollo.

Está destinado también a miembros de la comunidad educativa, principalmente, profesores en activo implicados en procesos de inclusión de la Educación para el Desarrollo y Ciudadanía Global en centros educativos formales y no formales, y que tengan conocimientos previos sobre la Educación al Desarrollo. Así como, a los agentes sociales y organismos públicos que desempeñan su labor profesional en el ámbito de la educación en general, incluyendo educación en valores y sensibilización social. Miembros, profesionales del tercer sector y organización no gubernamentales con áreas de cooperación al desarrollo y estrategias de educación al desarrollo en la entidad.

Más información en el blog del curso ESDG.

viernes, 11 de octubre de 2013

Herramientas para construir la Identidad Cosmopolita y Global en una escuela abierta al mundo

Estamos a medio camino en el cambio evolutivo hacia una generación global del humanismo y de la justicia, hacia una auténtica ciudadanía cosmopolita.

Nos empujan con fuerza desde tiempo atrás los esfuerzos, proyectos, teorías e intuiciones de los que nos han precedido en esta singladura del ser humano, mujer y hombre, hacia la paz, la felicidad, la habitabilidad y la justicia.

La colonización mediático-cultural inocente del sistema (económico, político y educativo) con sus propuestas pedagógicas comportamentales y actitudinales de corte individualista, útiles para el mercado de trabajo pero estériles para el desarrollo humano, nos ha ocultado la cúspide de la pirámide donde aguarda cautiva y custodiada por los ujieres de la postmodernidad, la esencia que impregna y gobierna las actitudes, valores, competencias y comportamientos: la identidad y el sentido de la vida.

Esta pirámide de niveles neurológicos formulada por Robert Dilts y Gregory Bateson (Stahl, 2012), tan útil y con éxitos contrastados en el campo de la terapia, el coaching y también de la educación, debe ser el principio de nuestra reflexión y de una sexta generación de Educación para el Desarrollo (en adelante EpD) que traspase la barrera de las actitudes-valores y, recuperando la filosofía social y el humanismo existencialista, se atreva a dar el paso hacia las grandes preguntas, hacia el sentido de la vida global.

Ello exige un cambio de mirada, de modo de pensar y de lenguajes descriptivos del campo semántico que configura la EpD. Cuando los conceptos de siempre conducen a los caminos de siempre, hemos de probar a utilizar otros para explorar caminos y rutas nuevas, de las mentales y de las comporta-mentales.

En este artículo me propongo iniciar un proceso reflexivo de cara a comenzar a plantearnos la educación de la Identidad Cosmopolita Global en la escuela. Desde metodologías modernas y herramientas concretas, he definido los cinco descriptores siguientes que he cruzado con las competencias básicas educativas para facilitar la creación de proyectos, actividades y tareas:

Descriptores  de la ICG
Definición
Conexiones con la escuela
Herramienta de apoyo
Historicidad proyectiva
Somos en un tiempo y en un espacio determinado, somos producto de la historia, de nuestra historia cercana y biógrafos de la misma, creadores de nuevas historias junto a otros.
-Cambios y acontecimientos familiares.
-Contexto histórico escolar.
Porfolio de la biografía
Vocación
realizativa
Somos lo que podemos llegar a ser, somos nuestro “elemento” y en torno al mismo configuramos una identidad y un proyecto vital, pero este talento tiene sentido si se comparte con otros.
-Perfil de intereses profesionales.
-Historial académico.
Porfolio del talento
Diversidad constructiva
Somos diversos en modos de pensar, modos de aprender, genética, culturas, biografías, necesidades, y desde dicha diversidad construimos nodos de identificación colectiva, que a su vez nos construyen.
-Plan de Convivencia.
-Voluntariado escolar o aprendizaje servicio.
Porfolio del compromiso
Investigación reflexiva
Somos lo que conocemos e investigamos, lo que descubrimos y no tanto lo que nos cuentan, somos en tanto que reflexionamos sobre el mundo y sus acontecimientos, y nuestra posición ante los mismos.
-Proyectos de investigación escolar.
-Periódico escolar.
Porfolio de la verdad
Energía biosistémica
Somos energía en intercambio y evolución permanente, unidades de sistemas interdependientes que consumen y producen todo tipo de energía, con tendencia a la conservación holística y el cuidado de los biosistemas en los que participamos.
-Laboratorios de ciencias.
-Actividades de ecología rural y urbana.
Porfolio de La Tierra


Con licencia Creative Commons, el artículo-proyecto de trabajo puede descargarse desde este enlace. Próximamente lo presentaremos y trabajaremos en un encuentro de educadores de EpD en El Espinar (Segovia) organizado por el Servicio de Cooperación al Desarrollo de la Junta de Castilla y León y organizaremos un curso en La Casa Encendida, para aprender a utilizar estas herramientas.

martes, 1 de octubre de 2013

Proyecto educativo de Inteligencia Caritativa: cómo desarrollarla en un marco competencial y de innovación pedagógica

Un hombre bajaba de Jerusalén a Jericó, y cayó en manos de salteadores, los cuales después de despojarlo y de darle golpes, se fueron, dejándolo medio muerto.

Por casualidad un sacerdote bajaba por aquel camino, y cuando lo vio, pasó por el otro lado del camino.

Del mismo modo, también un levita, cuando llegó al lugar y lo vio, pasó por el otro lado del camino.

Pero un samaritano, que iba de viaje, llegó adonde él estaba; y cuando lo vio, tuvo compasión, y acercándose, le vendó sus heridas, derramando aceite y vino sobre ellas; y poniéndolo sobre su propia cabalgadura, lo llevó a una posada y lo cuidó.

Al día siguiente, sacando dos denarios , se los dio al posadero, y dijo: "Cuídalo, y todo lo demás que gastes, cuando yo regrese te lo pagaré."

Han pasado más de dos mil años de esta parábola y ni siquiera la psicología social ha sido capaz de expresar en menos palabras tanto y tan claro, un proceso lógico tan bien fundamentado. Seis huellas, seis pasos, seis dimensiones clave configuran un itinerario pedagógico que empieza en educar la mirada (huella 1), continúa en la educación de la empatía (huella 2), de la cercanía intercultural (huella 3), de las habilidades prosociales (huella 4), de la identidad comprometida (huella 5) y finaliza involucrando a otros en un trabajo en red (huella 6).

Este itinerario, es cruzado con las Competencias Educativas Clave del Sistema Educativo Español, a las que sumamos la Competencia Espiritual que aporta la Educación Católica, lo que nos arroja un total de cincuenta y cuatro objetivos de aprendizaje, cincuenta y cuatro posibilidades para educar, cincuenta y cuatro razones para transformar el mundo. Todo ello analizado rigurosamente desde las más modernas metodologías educativas así como reflexiones y aportaciones de la Enseñanza Social de la Iglesia en torno a la Caridad. 

Índice de contenidos del curso:

Introducción a la Caridad en el camino de Jericó y en el contexto de las Competencias Educativas. Matriz de aprendizajes y desempeños de la Caridad.

1. Educar la mirada prosocial: cómo enfocarse en el otro en situación de necesidad.

2. Educar los sentimientos y emociones prosociales: cómo sentir con el otro y para el otro.

3. Educar la cercanía y el diálogo: cómo acercarse y comunicarse con el otro en situación de necesidad.

4. Educar las habilidades prosociales: cómo hacer bien el bien perfeccionando el don de la solidaridad y la prosocialidad.

5. Educar la identidad personal: cómo escribir mi proyecto de vida con el otro superando la fragmentación y la falta de sentido.

6. Educar el trabajo en RED: cómo trabajar por la justicia de forma cooperativa y global.

Más información y consultas en el mail de César García-Rincón de Castro: info@cesargarciarincon.com

domingo, 21 de julio de 2013

La Oca de la Solidaridad: 20 años sensibilizando!


Una de nuestras publicaciones más conocida y difundida en multitud de cursos, talleres, jornadas de solidaridad, etc, ya está disponible en formato eBook. Se trata de un sencillo PDF que contiene todas las instrucciones del juego, objetivos didácticos, el tablero uniendo cuatro páginas y las tarjetas.

Este juego lo iniciaron sus autores hace ya 20 años, como un taller educativo en el colegio Nuestra Señora del Recuerdo (Jesuitas - Madrid), en donde César Gª-Rincón era responsable del Dpto. de Trabajo Social y de la Educación Social y Prosocial.

A partir de ese primer tablero de fieltro de 2 por 2 m. comenzamos a pensar en el formato juego de mesa y a mejorar las reglas y objetivos del juego, según lo íbamos experimentando en diferentes lugares.

Hoy Carlos Hernández Fernández y César García-Rincón de Castro, dos conocidos y consagrados consultores, conferenciantes, y sobre todo buenos amigos, lo han rescatado y lo han actualizado acorde a las nuevas necesidades humanas y problemáticas del mundo actual.

El juego puede adquirirse AQUÍ en archivo formato PDF imprimible.

sábado, 13 de abril de 2013

Mapas metafóricos para construir y diseñar los aprendizajes de la solidaridad.

El 11 de abril, de la mano de César García-Rincón, hemos realizado una ponencia muy original y actual, dentro de una jornada de Sensibilización en Cooperación organizada por FERE-CECA en Valladolid (colegio de las Teresianas), bajo el sugerente título "Dale la vuelta al mundo desde la escuela".

Lo primero que hay que dar la vuelta es a nuestra mente y nuestra forma de pensar, ahí comienza todo. Y para ello, César hace una propuesta de 7 mapas metafóricos por los que podemos andar y construir aprendizajes prosociales, solidarios y utópicos:

1. Los 5 neurotectos del planeta mente.
2. Arqueología del talento prosocial.
3. El ladrón de problemas.
4. Turistas, vigías y marineros.
5. Deconstruyendo el camino de Jericó.
6. SolidarizArte.
7. Del mapa curricular a la huella prosocial.

César García-Rincón ha elaborado un dossier explicativo y también cuaderno de viaje de unas 30 páginas sobre estas cartografías del pensamiento y la planificación-evaluación, que recibirán todos los asistentes al encuentro (profesores/as de centros educativos de la zona de Castilla y León).

El dossier didáctico de la ponencia está disponible en Amazon Kindle.

viernes, 15 de febrero de 2013

7 creencias limitantes-neurotizantes acerca del voluntariado

A lo largo de mi experiencia me he encontrado, y me sigo encontrando, con algunos tipos de discursos que suelo denominar "creencias limitantes-neurotizantes del voluntariado", parafraseando al psicoterapeuta Albert Ellis y sus ya famosas "Creencias Irracionales Neurotizantes".

Estas ideas-creencias suelen ser inconscientes, tanto en las personas como en las organizaciones que promueven el voluntariado o conviven con él, es por ello que debemos identificarlas y desenmascararlas, ya que son causa frecuente de conflicto (intra e interpersonal), desmotivación y abandono de la acción o intención voluntaria.

Recapitulando algunas experiencias, debates, críticas y preguntas en mis encuentros formativos, me salen estas 7, aunque indudablemente hay más:

1. El voluntariado debe hacerse desde unos criterios altruistas puros, sin perseguir ningún tipo de beneficio personal. Este discurso es tan estéril como ineficaz, y ha generado un excesivo número de folios e investigaciones tratando de descubrirlo, porque no existe un altruismo absoluto que no posibilite siquiera un mínimo de satisfacción y equilibrio interior al ver expresadas mis actitudes y valores de modo coherente en el ejercicio de la solidaridad, o la satisfacción de ver felices a otros. Pero además, la entidad que pretenda seleccionar voluntariado con estos criterios, no lo va a encontrar, porque tal grado de perfección se da en unas pocas personas en el mundo, que suelen estar en misiones donde más falta hacen. En todo caso, debe ser una búsqueda, una aspiración de perfección motivacional, pero nunca una obsesión culpabilizadora, ni del voluntario/a, ni de los promotores y animadores/as del mismo.

2. No es bueno sentirse bien y ser feliz haciendo voluntariado. Lo que no es bueno es lo contrario, el exceso de aflicción personal (variable clave en muchos estudios prosociales) que paraliza y no deja ver con la claridad y nitidez perceptiva del voluntariado optimista, saludable y positivo. Gerardo Pastor Ramos en su tratado de Psicología Social (un clásico) ya lo decía al afirmar que debemos tratar de educar en la solidaridad a los jóvenes en los colegios, y además que sientan placer en lugar de dolor al hacerlo. No hay nada mejor y más ético que un voluntariado feliz y optimista, que sabe que se siente bien haciéndolo y eso no está en absoluto reñido con procurar antes que el propio, el bienestar y la felicidad del otro al que ayuda.

3. Cada cual es libre de hacer voluntariado cuando quiera y dejarlo cuando quiera.  Que sea una opción libre, no quiere decir que lo hago cuando me da la gana y lo dejo cuando quiero, "porque soy libre". El voluntariado es "liberador" para la persona que está encadenada a la pobreza y la exclusión, y sólo soltará sus cadenas si otros se encadenan con ellos en lo emocional (sin caer en la dependencia emocional, ver manual DSM) y el compromiso moral. La libertad del voluntariado no se puede desligar de la responsabilidad de hacerlo, de modo organizado o espontáneo, de modo directo o indirecto, en un mundo tremendamente injusto. El voluntariado hoy es, debe ser, una obligación ética, y eso pasa porque se enseñe y socialice en todas las escuelas (la eliminación de la Educación para la Ciudadanía ha sido un retroceso importante aquí) y, dados sus altos beneficios psicológicos y pedagógicos, demostrados entre otros, por Luis Rojas Marcos en "Superar la Adversidad, el poder de la Resiliencia" todos los alumnos/as deberían tener la oportunidad de hacerlo. Si Vd. no quiere que su hijo haga voluntariado, muy bien, no le eduque, no le enseñe nada, que ya decidirá él/ella cuando sea mayor... ¿con qué criterio decidirá?

4. Para hacer voluntariado hay que ser mayor de edad. Hay que ser mayor de edad para hacer un tipo de voluntariado en una entidad que tiene que certificarlo porque recibe una subvención pública y tiene que ajustarse a lo que manda la ley. Pero los menores de edad pueden hacer voluntariado (o practicar el ejercicio de la solidaridad, o la conducta prosocial, o la ayuda a los demás, o el compromiso social, o la acción social) en proyectos organizados y con tareas y actividades voluntarias ajustadas a su edad, con una autorización de sus padres o tutores legales, y también existe la posibilidad de hacer voluntariado familiar promovida por muchas administraciones públicas. No nos aferremos a los nombres y conceptos para no hacer nada, el lenguaje está para ayudarnos, no para atascarnos y entorpecernos.

5. El voluntariado sólo puede hacerse en una ONG o Entidad Social. Es lo deseable y es lo que marca la definición de voluntariado en la ley ("en el seno de una organización...") y es la consecuencia de, como muy bien definió Antonio Madrid en "La Institución del Voluntariado", del proceso de construcción socio-jurídico de una serie de comportamientos que han ido pasando del "acto espontáneo" al "acto consciente" (Teresa Zamanillo y Lourdes Gaitán en "Para comprender el Trabajo Social") para, entre otras cosas, ganar en eficacia (y también en burocracia, diría yo). El problema es que, si nos creemos la frase a pies juntillas, si la absolutizamos o la hipostasiamos (= divinizamos) ya entramos en el terreno de las rigideces mentales neuróticas y los dolores de cabeza en unos casos, y los mecanismos de defensa en otros casos. Pues como decía, si nos la creemos sin más, perdemos la riqueza de los voluntariados (o solidaridades) vecinales, comunitarias, del prójimo, dentro de la familia, incluso podemos llegar a la esquizofrenia posmoderna de ser muy solidarios en la ONG y muy tiranos en el trabajo y otros ámbitos de nuestra vida.

6. El voluntariado quita puestos de trabajo y destruye empleo. En realidad es todo lo contrario, el voluntariado ha creado mucho más empleo y, en ocasiones, sirve para llevar a cabo proyectos con pocos recursos económicos que, de otro modo, no habrían salido adelante. Incluso, aunque estemos ahora viviendo procesos de ERE en ONGs, la balanza está claramente inclinada del lado de la creación de puestos de trabajo. Lo que no pensamos fue cómo hacerlos sostenibles en el tiempo, y ahora tenemos que crear nuevas formas de financiación a través de micro-donaciones ciudadanas, etc. Ello no es un discurso justificativo de que una entidad, que sí podría cubrir puestos contratados con profesionales, aproveche el voluntariado para cubrirlos: no hay más que dotarse de un código ético con unos criterios claros para evitarlo, ser transparente y claro.

7. No es posible ni bueno ser voluntario/a y contratado/a en la misma entidad o proyecto. El debate sobre trabajo voluntario & trabajo remunerado sigue ahí, y ha sido objeto de no pocos conflictos cuando en la misma persona coincidían labores voluntarias y remuneradas, generalmente porque era un voluntario/a al que de repente un día contrataron. Las claves de integración están en cada cual (cómo lo viva) y en unos criterios claros por parte de la organización, soy partidario de que sí se delimite bien en la definición del puesto lo que es cada cosa, sobre todo para evitar los problemas conocidos de "estrés de rol" y "conflicto de rol" en el trabajador/a, es algo inherente y necesario en la prevención de riesgos psicológicos laborales (Ley de Seguridad e Higiene en el Trabajo). Pero todos los trabajos tienen su parte de contrato socio-laboral y su parte de contrato voluntario-emocional: aspectos como la simpatía, ayudar a un compañero/a, aportar otros talentos personales, la conducta extra rol, no se firman en el contrato laboral, pero aportan un plus de calidad y satisfacción personal indudable. Está demostrado que en una organización, cuando desaparecen las conductas extra-rol, las pequeñas aportaciones que en realidad son los nexos de unión para completar tareas y procesos, se paraliza: ¿por qué? Porque es imposible reflejar en un organigrama toda la riqueza del tejido de relaciones internas formales y no formales (sobre todo), que ayudan a conectar personas, objetivos y tareas mediante micro-voluntariados cotidianos.

sábado, 9 de febrero de 2013

Coaching Juvenil y Emprendizaje

Una Red de Jóvenes Emprendedores en activo serán los asesores y coach juveniles de los adolescentes y jóvenes para desarrollar su competencia emprendedora.

Su función será impartir los talleres de El Valor de Emprender en los centros educativos, empresas, fundaciones, así como los talleres y cursos propios que desarrollaremos desde FUNDERETICA a través de sus sedes a nivel nacional.

La misión de este proyecto, creado por el Director de Prosocialia - Homo Prosocius, César García-Rincón de Castro, va dirigida a todo tipo de jóvenes sin distinción en base a su situación social, procedencia, cultura, capacidades, etc.

Todos los coach juveniles recibirán el curso de entrenamiento básico para desarrollar las 15 unidades didácticas de El Valor de Emprender, así como habilidades de comunicación y herramientas didácticas (dinámicas de grupo, juegos, actividades, etc).

En la dimensión internacional del programa, comenzaremos a capacitar de forma on-line coach juveniles de habla hispana en América (sin distinción de norte y sur), para irlo extendiendo progresivamente a otros países.

El perfil del coach juvenil para este proyecto es:
  • Joven Emprendedor/a (empresa propia original, artista con logros y éxitos, deportista con logros a nivel nacional-internacional, etc).
  • Edad entre 23 y 28 años.
  • Persona dinámica, equilibrada, con experiencia en animación-motivación juvenil y con valores humanos.
  • Estudios universitarios, estudios de Post-Grado. Mínimo FP superior o equivalente.
  • Buena capacidad comunicativa y soltura para hablar en público.
  • Dinamismo y presencia en Redes Sociales, de modo que pueda contagiar y compartir el espíritu emprendedor.
Así mismo, algunos de ellos/as, serán también speakers y conferenciantes motivadores en centros educativos, encuentros juveniles y universidades.

jueves, 24 de enero de 2013

Las Vitaminas del Voluntariado: Oxidación versus Reflexión.

La literatura en torno al fenómeno del voluntariado social es, afortunadamente, cada vez más amplia, y cada vez de más calidad. Tesis doctorales, investigaciones, monográficos, memorias, han desarrollado en los dos últimos decenios una interesante biblioteca que ha iluminado el camino de muchas acciones voluntarias, de muchas organizaciones socio-voluntarias y que ha servido de instrumento didáctico en no pocos talleres y acciones formativas, tanto formales como no formales.

Sin embargo, sorprende que la atención prestada a auto-evaluación y reflexión personal de las experiencias de voluntariado social, ha sido mucho menor, por no decir bastante escasa, que la que se ha prestado, por ejemplo, a sus motivaciones, itinerarios educativos o necesidades formativas concretas, tanto las de análisis y comprensión de la realidad social, como las de herramientas y habilidades para transformar esa realidad.

Considero la reflexión sobre la experiencia y la evaluación de los aprendizajes de la solidaridad necesariamente unida a ella, una oportunidad para sacar a dichas experiencias todo el jugo prosocial que tienen, que es mucho, al tiempo que aprovechar estos momentos evaluativos, bien personales, bien colectivos, para anclar fuertemente los valores que pretendemos transmitir y que necesitamos para recuperar el cada vez más amenazado Bienestar Social.

Sí existen numerosos estudios, informes y publicaciones que ofrecen pistas e instrumentos para la evaluación, tanto cualitativa como cuantitativa, de actitudes, motivaciones, logro de resultados, satisfacción de voluntarios/as y usuarios/as, pero, ¿y la evaluación del cambio personal y las resonancias en torno a la propia experiencia de voluntariado? ¿No es ahí donde están las claves de sus motivaciones y desmotivaciones, de su sostenibilidad en el tiempo, de sus opciones vitales? Da la impresión que la evaluación ha sido desde los inicios del Voluntariado y los proyectos de Educación para el Desarrollo, el siervo fiel de su ama la subvención, por cuanto que ha estado al servicio de ésta para justificar resultados. Pero necesitamos evaluar también los aprendizajes y cambios en las personas, de otro como ¿cómo medimos el cambio hacia un nuevo modelo de sociedad?

La idea y la motivación para elaborar este trabajo me ha venido, como suele ser habitual, de una necesidad de facilitar a un grupo de educadores en la solidaridad, algunas herramientas y técnicas para evaluar el “aprendizaje de la solidaridad”. No querían tanto evaluar las motivaciones, actitudes, emociones y habilidades de sus alumnos/as, sino que me insistían en “cómo podemos saber que realmente la solidaridad se ha aprendido, que ha habido un cambio en ellos, que se han apropiado de una serie de valores, cómo facilitar y anclar ese cambio desde la reflexión”. 

Y fruto de esa demanda, que me parece necesaria para, por un lado, no hacerse falsas ilusiones de que estamos cambiando algo, y por otro lado, aprovechar y mejorar las experiencias de voluntariado como aulas de la realidad que se convierte en maestra de la solidaridad, donde se abren las puertas interiores al cambio de actitudes y la interiorización de valores. Pero si no los anclamos y los acompañamos a tiempo (identificar resonancias internas, facilitar reflexiones de calado, poner nombre a lo que experimento) esas puertas y conductos se vuelven a cerrar: ocurre un proceso similar al de las vitaminas de los zumos de frutas, al cabo de un tiempo se oxidan y pierden gran parte de su eficacia. 

Necesitamos entonces instrumentos, espacios y recursos prácticos para exprimir y aprovechar todas las vitaminas prosociales de las experiencias de voluntariado social, que son muchas, de modo que la solidaridad no se debilite fácilmente y sea capaz de hacer frente a los virus del egoísmo posmoderno, que a medida que la experiencia va quedando en el olvido, vuelven a apropiarse de la persona.

Desde Prosocialia ofrecemos un nuevo taller titulado “Las Vitaminas del Voluntariado: Oxidación versus Reflexión” que ofrece a educadores, animadores y a los propios voluntarios/as que deseen aprender más de sí mismos y de los otros, una serie de ejercicios con el objetivo de sacar el máximo partido a sus experiencias de voluntariado y salgan más reforzados/as y motivados/as de ellas.

¿Quieres motivar a tus voluntarios/as? Pues deja de buscar fuera y busca dentro de ellos, porque es ahí donde está la motivación auténtica, como una vitamina que espera ser liberada a su torrente prosocial.

viernes, 18 de enero de 2013

Suelas y Ruedas: Seguridad Vial Básica en la Infancia

Suelas y Ruedas es un proyecto educativo para desarrollar la seguridad vial básica en los niños y niñas. Entendemos por seguridad vial básica 5 dimensiones en las que los peques están implicados diariamente en su interacción con los espacios urbanos:

1. El uso obligatorio del cinturón de seguridad.

2. El uso adecuado y conocimiento de los semáforos.

3. El uso responsable de los pasos de peatones.

4. El uso del casco de protección en bicis, patines, patinetes.

5.El conocimiento e identificación de las principales señales de circulación: triangulares (precaución), redondas (prohibición) y cuadradas (información).

Para cada dimensión hemos creado un personaje y una canción, hemos animado ese personaje para que lo consideren un compañero/a de su imaginación, sus juegos, y al final su aprendizaje bien anclado emocional y cognitivamente como actitud estable y valor el resto de sus vidas.

Las 5 canciones que conforman este proyecto se pueden trabajar también desde la educación musical y corporal-cinestésica con gestos y divertidos juegos. 

El modelo de aprendizaje está basado en PNL, buscamos anclajes emocionales-cognitivos y trabajamos cada uno de los elementos de seguridad desde las tres dimensiones básicas en PNL: auditiva (escucha musical y de los sonidos de la ciudad), visual (capacidad de observación y atención) y kinestésica (habilidades y comportamientos adecuados para la seguridad vial).

Más información en la web de Suelas y Ruedas.

lunes, 14 de enero de 2013

Diálogo Infantil sobre Educación para la Solidaridad y el Desarrollo Global.

Una de mis alumnas, del la recién terminada VIII edición del Experto Universitario en Educación para la Solidaridad y el Desarrollo Global (2012) de la Universidad Pontificia Comillas y FERE-CECA, incluyó en uno de sus trabajos finales, consistentes en hacer un programa de radio sobre EpD en conexión con algunos temas del curso, esta simpática y creo que muy educativa conversación para trabajar la EpD con grandes y peques.

Tengo que decir que Rebeca García Martín es muy buena traduciendo a mentes infantiles, mediante cuentos y narraciones, todo lo que tiene que ver con educación en la solidaridad y en el desarrollo global, así como la ética para niños y niñas.

Aquí tenéis el podcast, con permiso de la autora:

jueves, 10 de enero de 2013

En tiempo de crisis la imaginación es más importante que el conocimiento: innovación y creatividad social.

Es tiempo de cambio, de esperanza y de sentarse a dibujar nuevos caminos en los mapas y hojas de ruta de las entidades sociales. Cada vez nos están demandando más la formación y asesoría en creatividad e innovación como herramientas para afrontar un situación cambiante y turbulenta. Como decía Einstein "En tiempo de crisis, la imaginación es más importante que el conocimiento".

Lo primero que suelo recomendar a las entidades sociales es que identifiquen sus talentos internos: ¿en qué somos realmente buenos? ¿qué nos aportan trabajadores/as y voluntariado? ¿qué talentos tienen? Esto lo podemos hacer mediante una lluvia de ideas.

Una vez identificado este talento, les pido que dibujen el árbol de su talento colectivo: en las raíces poner etiquetas o pos-it con todos los talentos identificados, eso es lo que alimenta el árbol. El tronco es la entidad y su estructura, pero hay muchos tipos de troncos, algunos centenarios que no hay quien los mueva. Hoy necesitamos tallos flexibles que aguanten bien los vaivenes, estructuras moldeables, rápidas y resilientes. La estructura tiene que ser la mejor, la más óptima para trasladar y transferir los talentos (raíces) a las hojas y frutos (proyectos y objetivos). Una vez que tenemos la mejor estructura posible, les pido que dibujen 5 ramas, no más, que identifiquen sus 5 líneas de acción o de trabajo principales, pero poniendo nuevos nombres, rompiendo un poco lo anterior.

Y finalmente en cada una de estas 5 ramas, invito a identificar los nuevos frutos o ideas que deseamos conseguir, al menos 5 frutos u hojas por línea, para tener 25 buenas ideas, que volviendo al origen (a las raíces) están sustentadas por todo el talento interno. Este ejercicio es necesario para poner nuestros talentos en clave de soluciones innovadoras. Justo lo que hizo este niño de Afganistán con un juguete que fabricaba de pequeño y que de mayor transformó en una solución para las minas anti-persona: ver video The Mine Kafon.

El siguiente ejercicio consiste en reflexionar acerca de las plagas y abonos del talento interno: qué cosas abonan nuestro árbol y qué cosas lo están debilitando, marchitando y lo pueden llegar a secar. Las plagas no son sólo materiales, como la escasez, también las hay psicológicas y de otros tipos. Conviene tenerlas todas en cuenta, al igual que los abonos.

Una vez realizado este ejercicio entre todos los participantes, facilito el taller "Las Rutas del Ingenio", donde vamos explorando y desarrollando las diferentes rutas del pensamiento de las que surge la innovación y la creatividad, basadas en casos concretos de grandes innovadores de la historia. No eran tanto seres humanos excepcionales, como personas que pensaban de modo diverso y muchas veces contrario a como pensamos la mayoría.

En realidad lo que hacemos en el taller es flexibilizar nuestra mente, estirarla, ejercitarla creando nuevas conexiones neuronales. Lo hacemos con interesantes juegos y dinámicas, pero aplicando los ejercicios a nuestra entidad, es decir, del taller ya salimos con soluciones novedosas, con esperanza y con ganas de cambiar. Las y los participantes me suelen decir que salen del taller como cambiados, deliciosamente agotados mentalmente, con ganas de hacer un montón de cosas.

Estas Rutas del Ingenio se pueden consultar de forma resumida en este enlace.

martes, 8 de enero de 2013

Jugar y aprender: eticogramas con cliks y hojas-territorio.

Lo que voy a contar es producto de un experimento doméstico. Le he planteado a mi hija de 8 años que  recree en una hoja-territorio y con unos cliks el siguiente dilema del tema 7 de "Ética Social para Niñas y Niños":

Carlos se ha dado cuenta que en el patio del colegio, a la hora del recreo, los chicos ocupan casi todo el espacio jugando al fútbol y a las chicas no les queda casi espacio para jugar. Además, si alguna chica cruza el campo donde los niños juegan, se expone a que le den un balonazo, incluso a veces se ríen de ella. También, si alguna chica quiere jugar al fútbol, no le dejan porque dicen que es cosa de hombres. Carlos piensa que no es justo que las chicas tengan menos espacio y que no puedan jugar al fútbol con los chicos, pero no sabe qué hacer para solucionarlo. Ha pensado en hablar con sus amigos/as, pero teme que le tomen por blando y que se rían de él, y lo que es peor, que le retiren su amistad. Si tu fueras Carlos, ¿cómo se lo explicarías a tus amigos? ¿Qué propondrías para repartir el patio entre todos de forma justa?

Ha dibujado un territorio (el campo de fútbol) donde se desarrolla la situación, y le he sugerido que escribiese diálogos sobre el suelo acerca de lo que dicen o piensan los muñecos.

Ha expresado perfectamente la marginación de las chicas en el campo de fútbol del cole, muy clara en la conversación de la chica y el chico de la derecha: ¿Puedo jugar? NO, y de algún modo en la niña enfadada que responde "NADA" cuando otra le pregunta ¿Qué te pasa?. También en las dimensiones del campo de juego y el poco espacio que queda a las chicas.

Como educador le sugeriría que después representase la situación más justa, con otra hoja-territorio. 

Esta es la idea que barajo yo de unir el dibujo (escenario-situación) con los cliks, poniendo sobre el escenario diálogos, flechas de intención de acciones, símbolos, pensamientos de los muñecos, etc... La idea es que esto lo hagan los niños/as por equipos de trabajo, bien trabajando cada equipo un dilema y luego explicándolo a los demás, o bien trabajando todos/as el mismo para ver cómo cada equipo lo ha expresado.

Aquí descubro que los niños/as tienden a expresar la situación del dilema, pero luego hay que mostrarles el camino hacia lo que podría ser, el escenario de lo justo y prosocial, y reflexionar con ellos/as sobre esa transición de una situación a otra (¿qué podemos hacer?) con el compromiso personal de cada cual, aportando sugerencias de repertorio conductual (como hago en el libro).

Sobre cómo se ha sentido mi hija con esta actividad: "en su salsa". No le ha costado nada, lo ha hecho como un juego más. Es posible aprender jugando, como leí una vez en un sitio: "si pudiéramos convertir todos los aprendizajes en juegos, solucionaríamos el problema del fracaso escolar".

Más información de esta propuesta ética en la página web del proyecto "Eticogramas", que estamos desarrollando en colaboración con la Fundación Europea para el Estudio y Reflexión Ética (FUNDERETICA).