viernes, 11 de mayo de 2012

Transiciones hacia un liderazgo humanista

El presidente de ProSocialia, César García-Rincón de Castro, tuvo ayer una ponencia sobre las 5 transiciones hacia un liderazgo humanista en la Cátedra de Solidaridad de la Universidad CEU-UCH en Valencia, que dirige y coordina el profesor Dr. Enrique Lluch Frechina.

Asistieron los alumnos y alumnas de los grados en Administración y Dirección de Empresas, Márketing, Económicas, principalmente, y algunos profesores/as.

César Gª-Rincón comenzó con una frase dura (avisó antes a los asistentes) pero muy cierta en realidad, de D. Javier Fernández Aguado: "La diferencia entre un buen directivo y un mal directivo es la misma que hay entre la silla y la silla eléctrica". Es una frase dura, sí, pero nos sitúa en la realidad de la importancia y la responsabilidad de ejercer un buen liderazgo, dado que un mal liderazgo tiene un impacto muy negativo en las personas y en las organizaciones, y en toda la sociedad, como desgraciadamente vemos en algunos casos notorios de actualidad.

César García-Rincón hizo énfasis en 5 transiciones necesarias, que debe vivir todo directivo/a y toda empresa:
  • De la efectividad Taylorista a la afectividad humanista.
  • Del enfoque en debilidades al enfoque en fortalezas.
  • De la autoridad vertical a la autoridad horizontal.
  • De la motivación por déficit a la motivación por desarrollo.
  • De la dirección por instrucciones a la dirección por valores.
En cada una de las 5 transiciones, expresadas en términos de variables dicotómicas y evoluciones deseables, César contó algunas narraciones, historias y algún chiste que otro. Por ejemplo, al hablar de la importancia de lo emocional en la dirección, se hizo eco de un capítulo de un libro suyo titulado: "El suicidio emocional de TereSA", y al hablar de verticalidad & horizontalidad, además de vincularlo con la actitud verticalista del sacerdote y el levita en la Parábola del Buen Samaritano (los que pasan de largo escudándose en sus elevadas ofrendas y mandatos religiosos) versus la fe de mediación horizontal a través del débil del Samaritano (el que se conmueve, se acerca, le atiende y carga con él), también se hizo eco de otro post suyo titulado "El zoom de gestionar personas". Asimismo, al hablar de enfocarse en las debilidades o las fortalezas de las personas, César Gª-Rincón advirtió que en realidad lo que subyace a un enfoque en las debilidades es una política del miedo y de la motivación por déficit ("yo te puedo dar y quitar cosas, no lo olvides..."), y aquí se hizo eco de una frase de Pilar Jericó "cuando el miedo entra por la puerta, el talento se va por la ventana".

Una alumna al final preguntó a César García-Rincón si conocía alguna empresa que realmente ejerciera este tipo de liderazgo. César comentó el caso de D. Francisco Martín Frías, presidente de MRW (una empresa con una clara y definida política social, que se toma muy en serio los valores de modo que impregnan todos sus procesos y ayuda a muchas ONGs), y dijo que había más, pero habitualmente estamos bombardeados por todo lo contrario en los medios: hacen más ruido los malos directivos, los líderes inhumanos que no reparan en dejar familias enteras desprotegidas, o autorizan un ERE injustificado escudándose en la crisis, y luego piden indemnizaciones millonarias.

César Gª-Rincón instó a los alumnos/as a interesarse y a buscar esos líderes y empresas que sí practican un liderazgo humanista y por valores, y a trabajar y compartir su talento con ellos.