miércoles, 30 de mayo de 2012

Conectando mundos, transformando realidades

Bajo este título nos hemos reunido en Madrid con medio centenar de voluntarias y voluntarios de las parroquias de Ntra. Sra. de Atocha y Ntra. Sra. de la Paz en una acción formativa.

En este encuentro también estuvieron las/os trabajadores sociales de dichas parroquias y el coordinador de Cáritas en Vicaría IV (Madrid). En dicho taller de formación y reflexión hemos visto tres cosas:

  • El router de la solidaridad y el ADSL de la justicia social. Con este símil estuvimos definiendo nuestra labor desde la necesidad de estar todos/as conectados a la misma RED, con la clave de los valores, con la alimentación de nuestras motivaciones más auténticas, con el circuito inteligente de nuestra creatividad (buscar siempre el mejor camino posible) y por supuesto con el botón en ON.
  • Pensar al revés. A través de una dinámica con magnetics descubrimos la importancia de pensar al revés como una de las rutas más interesantes del "ingenio prosocial". Pusimos como ejemplo a Abraham Maslow, que pensó al revés su psicología humanista: en lugar de estudiar a las personas que funcionan mal para saber sus causas, él estudió a las que funcionaban bien para encontrar sus claves y aplicarlas a las que funcionan mal. Esto, dijo César García-Rincón, tenemos que aplicarlo en los proyectos y barrios en los que trabajamos: estudiemos los que funcionan bien y sepamos por qué, y traslademos algunas claves a nuestra realidad de acción social.
  • El Marco Lógico del Voluntariado. César Gª-Rincón se atrevió a plantear un sencillo modelo de "Marco Lógico del Voluntariado" que bebe de la metodología del marco lógico, para ayudarnos a trabajar en equipo y a transformar la realidad desde la coherencia de los cuatro cuadrantes del mismo (huellas, herramientas, rutas y mapas), ya que generalmente nuestra acción está desconectada del mapa global, y al final no caminamos hacia el mismo sitio. Asimismo animó a poner nombres a los proyectos que sean "anclas VAK" para que nos apropiemos emocionalmente de ellos: una imagen/expresión visual + una canción conocida que hable del proyecto + una experiencia o mascota ficticia.
Este taller se impartió bajo la propuesta formativa de Homo Prosocius basada en el principio de "El precio lo pones tú" (Módulos de Voluntariado), en el que no pedimos nada de entrada por la acción formativa, sólo lo que buenamente la entidad pueda donar. Aún así fueron generosos y la cantidad recibida ya está contribuyendo a los objetivos de Homo Prosocius.

Gracias a todos/as por venir, y enhorabuena por vuestro compromiso!